Endura® 304BOA

Manoplas duraderas construidas para la protección contra el frío extremo hasta -35°C / -31°F

La solución a los dedos fríos se encuentra dentro de estas duras manoplas fabricadas con resistente piel de vacuno que ofrecen protección a temperaturas de hasta -35°C / -31°F. Están forradas con capas de aislamiento suave como una almohada que atrapan el calor en su interior y tienen muñecas elásticas que impiden la entrada de aire frío. Además, un par de útiles clips metálicos permiten unir las manoplas cuando no se utilizan.